Fumigación de covid 19 es un término cada vez más escuchado en diferentes países y ciudades; se trata de algo cada vez más importante e implementado con el objetivo de desinfectar los ambientes y, así, eliminar el virus (si es que está allí presente) y evitar más contagios.

En el marco de una pandemia que continúa azotando al mundo e incrementando la cantidad de contagiados y fallecidos, la fumigación de covid 19 resulta obligatoria en muchas empresas y sitios concurridos. Pese a todos los cuidados y medidas de prevención, se proclama como la más compleja y efectiva para mantener higienizados los ambientes.

También este tipo de fumigación se está llevando adelante de manera masiva en calles y zonas con alta cantidad de infectados. Todo ello en un contexto en el que se han multiplicado las tareas de limpieza tanto en los espacios públicos como en los privados.

Fumigación de covid 19: Cómo realizarla

La fumigación de covid 19 consiste en un tratamiento que requiere de algunos pasos antes de llevarlo adelante cualquiera sea la ocasión o momento. Por un lado, antes de comenzarla se deben chequear aspectos como condiciones del establecimiento, de infraestructura y cantidad de personas que circulan o se hospedan, entre otras.

Por otro, la FUMIGACIÓN DE COVID 19 se trata de establecer los parámetros y medidas adecuadas con el fin de realizar una acción preventiva y otra correctiva; se busca disminuir los riesgos tanto en el exterior como en el interior de un lugar (negocio, hotel, comercio, mercado, etc.).

A su vez, en este tipo de fumigación hay un objetivo correctivo ya que se inactiva el SARS-Cov-2 que está presente en las diferentes superficies con circulación de personas que padecen el coronavirus.

Al mismo tiempo, es importante aclarar que muchas de estas últimas son asintomáticas; pese a que estas se sientan en óptimas condiciones y no tengan la mínima sospecha de estar padeciendo el virus, contagian a otras y emanan el virus en todos los elementos que tocan.

Así, hay lugares considerados de alto riesgo de contagio; por ejemplo, un supermercado. Aunque la distancia social se respete, una persona infectada manipula mercadería (comida, bebida, paquetes, carros u otros elementos) y, en consecuencia, le traspasa al virus a otra que hace lo propio luego.

Por esta razón, la fumigación de covid 19 resulta la mejor herramienta para frenar el traspaso del coronavirus y, por ende, las cadenas de contagio. Si bien implican una inversión por parte de las empresas, son imprescindibles para impedir que cientos de miles de personas y familias se contagien.

 

Empresas de fumigación de covid 19 muy preparadas

Si algo destaca a las empresas de fumigación de covid 19 es que disponen de un personal muy capacitado y con gran trayectoria en este tipo de tareas. Esto permite no solo desinfectar los ambientes de la mejor manera, sino quedar ajeno a posibles riesgos por parte de quienes lo realizan.

Por ello las empresas de fumigación de covid 19 cuenta con los materiales adecuados (máscaras, mangueras, prendas de ropa, elementos de seguridad personal, etc.) para evitar imprevistos o que el esfuerzo de desinfectar quede en vano.

Se trata de procedimientos de alto riesgo químico y biológico que requieren de campañas de concientización para impedir que deban incrementarse.

También la fumigación de covid 19 se ha masificado en barrios con gran cantidad de casos de coronavirus como, por ejemplo, en barrios humildes de muchas ciudades. En muchos casos, no alcanza con echar alcohol en gel a los elementos, sino que se debe realizar una fumigación completa e íntegra más efectiva.

 

 ¿Cuántas veces al día se debe realizar la fumigación de covid19?

La realidad es que no hay una cantidad de veces recomendada para fumigar ni tampoco un tiempo de duración exacto del efecto de la misma; por este motivo, las empresas o lugares con alta concentración de personas prefieren realizarlo muy a menudo con el fin de evitar posibles riesgos.

Cabe destacar, además, que la fumigación del covid 19 no consta tanto de la cantidad de veces o intensidad con la que se lleve adelante, sino de la calidad general del trabajo. Es decir, el equipo de fumigación debe trabajar con las condiciones necesarias para otorgar los mejores resultados.

Justamente por ello, una empresa o negocio debe cerrar para poder fumigar; solo así esparcirá de forma óptima el líquido por todo el sitio y eliminará el virus si es que está presente.

Lo mismo sucede con el tiempo que tarda el personal en realizar dicha tarea; no es igual en una cocina de restaurante que en un supermercado o un patio de una escuela.

No obstante, en muchos casos esta tarea es desarrollada por el personal de limpieza, al cual se lo capacita previamente con el fin de que haga una excelente labor; en caso contrario, será un gasto desperdiciado y, lo peor aún, más personas correrán el riesgo de contagiarse no solo de coronavirus, sino de cualquiera otro virus.

Es que, más allá de que la fumigación de covid 19 esté enfocado principalmente en el coronavirus, la realidad es que los químicos que se utilizan desinfectan los ambientes de cualquier virus o bacteria dañina.

 

   Fumigación de covid 19. ¿Llegó para quedarse?

Todo parece indicar que la fumigación de covid 19 continuará llevándose a cabo una vez finalizada la pandemia ya que está brindando excelentes resultados.

También ayuda a concientizar a las personas respecto a los cuidados que deben seguir y, claro está, a conservar la higiene de los sitios con alta densidad de población.

Fumigación de covid 19 es el nombre con el que esto fue bautizado, pero cuando todo esto pase la esencia de la tarea continuará siendo la misma: desinfectar para evitar posibles contagios o que para que las personas infectadas (ya sea con síntomas o asintomáticas) no expandan más el virus.

La pandemia provocó que la fumigación de covid 19 resulte imprescindible en muchos lugares y, a su vez, que se vuelva necesaria para incrementar los cuidados de la salud de las personas y los trabajadores.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.